Hola Mundo

22 octubre, 2011

“Hola mundo” es la primera linea que uno escribe cuando comienza a programar. Cuando me inicié en C, lo primero que hicimos en clase fue un magistral printf(“Hola Mundo”); y eso marcó el inicio de mi carrera como estudiante de informática.

Fue algo sumamente complicado de asumir, pero afortunadamente valió la pena haber dejado tantas cosas de lado por intentar perseguir un sueño, o al menos, hacer lo que a uno lo apasiona.

Ya es lejano ese marzo del 2009 donde volvía a mi casa, a -nuevamente- comenzar una carrera de estudios superiores. El poder de la retrospectiva me hace olvidar los horribles momentos de soledad que han pasado estos años, aún así, algo queda de ellos, pequeñas cicatrices de las vivencias.

Dicen que las cicatrices nos permiten saber de dónde venimos, y guiar el camino hacia donde vamos, y es verdad… pero llega un momento, en que al menos a mí, se vuelven casi una carga, donde estas ya no me guían, sino que me reprimen.

Soy neurótico. Mucho.

El pasado me atormenta mucho, y en el pasado pude haberlo hecho mucho mejor en casi todos los aspectos, pero ya no lo hice… y eso me trastorna.

Cuando escribí mi primer “Hola mundo” me estaba “condenando” a algo casi de por vida, una carrera ligada al mundo de la tecnología y computadores.

Me encanta. Sí, me gusta, por algo la elegí.

De momento no se quienes escucharán este llamado de Hola ni donde me llevará, lo que sí puedo decir es que al menos lo intenté.

Anuncios