La hora libre

9 septiembre, 2007

Por la hora que dura un partido de baby fútbol no pienso nada más que no sea en ese balón, los 3 postes que componen el arco y la gente en cancha. No soy bueno, lo se. Aporto poco. A veces arranques de genialidad sacan sonrisas en mi, o en los demás. A pesar de todo esto, por esa hora, generalmente soy libre. Los problemas quedan en la orilla de la rectangular cancha, y todo se define generalmente en una palabra: Ganar.

A veces no se puede, pero intentarlo vale la pena. Tercamente a veces, con orgullo en otras. La gracia al final, es ser libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: